viernes, 21 de diciembre de 2012

Senderueleando por Clavijo.

Por la zona de Clavijo se puede andar en bici por sus distintos caminos y pistas forestales, pero también existe una extensa red de sendas, unas mas técnicas y otras mas fáciles. Hoy me he propuesto enlazar unas con otras siguiendo parte de un track de los OR, algunas ya las conocía y otras no.

 La mañana ha salido amenazante pero poco a poco se han ido levantando las nubes y se ha quedado de lo mejor para la practica nuestro deporte favorito.

 Salgo de casa por el camino de la balsa hasta las bodegas de Alberite y de ahí por el camino que lleva a los corrales de La Raposa. Mirando hacia el valle se podía contemplar que había nubes bajas todavía.

 Pasando los corrales de La Raposa he tomado el camino a la dcha. y seguidamente a la izda. para seguir subiendo por el camino de Valdecabos hasta el cruce con el camino asfaltado que baja de Clavijo hasta Albelda.
 
 En este punto seguimos por el camino de enfrente y nos empezamos a meter en terreno un poco mas técnico pues el piso esta suelto y hay que "pretar" el riñón para superar la primera rampita que en nada se suaviza y nos acerca ya con piso mas estable a la rampa que da acceso al cordal que va hasta Albelda.

Superada la primera parte de la rampa con tramos del 23% de desnivel llego al cordal y aprovecho para coger aire y estirar.

La segunda parte de la subida es mas suave con un 12% máximo de desnivel. Esta rampa me lleva a un camino que va metiéndome progresivamente en el pinar viejo de La Campana, que es como los lugareños conocen el paraje.

El camino es una gozada recorrerlo, en esta época los musgos están de un verde increíble y si añadimos las gotas de agua del chaparrón de esta noche... sin palabras, esto es para verlo. El camino acaba en una senda que me llevará hasta Clavijo.

Esta senda es muy divertida y baja a través del pinar por su cara sur. Tiene algún tramito "técnico" por llamarlo de alguna manera que pone a prueba la habilidad de cada uno.

Una vez en el pueblo me dirijo por el camino de Trevijano dirección al cruce de cuatro caminos.

Antes de empezar las duras rampas que suben al cruce de cuatro caminos tomo una senda a la dcha que me conduce por dentro de un bosque de pinos. Es la senda de Peña Lices, que en suave ascenso, apenas apreciable, deja disfrutar de nuevo de la naturaleza en estado puro. La senda acaba en unas praderas donde hay una caseta de captación de aguas. La pradera da acceso de nuevo al camino de Trevijano.

Me dirijo ahora al cruce de cuatro caminos, con intención de subir al ato de La Boquera. El terreno se empina otra vez con una pendiente media de 16% con algún tramo del 20%, son unos 650 metros. Esta cuestita no la había subido montado nunca por el mal estado del piso, pero en esta ocasión pude subirla sin echar pie a tierra gracias a que había zonas bien asentadas. Bueno...otro reto conseguido.

Una vez arriba, estamos en la cota mas alta de la ruta. Como podéis imaginar las vistas son estupendas.

Merece la pena sentarse un ratito para coger aire y contemplar el espectaculo.

De vuelta dirección a Clavijo y atravesando casi todo el alto de La Boquera, enseguida hay que tomar a la dcha por unas praderas la senda que va perdiendo altura y nos adentra de nuevo en otro pinar.

Esta nueva senda es fácil y divertida de transitar, sobre todo el tramo del pinar, aunque corto muy chulo. Este tramo final invita a lanzarte, hay que tener cuidado por que existe una portilla de alambre de espino casi llegando al camino.

Otra vez en el camino de Trevijano asciendo un poco para tomar una nueva senda, mas bien son veredas de las vacas y animales de pastoreo. La senda de Los Abejares va circulando a media ladera, en la foto se puede ver que tuve compañia.  Esta senda termina en el camino del cementerio.

Foto de archivo
La próxima senda va a ser la que baja del castillo de Clavijo para seguir por la que baja de las antenas hasta La Unión. De aquí coger el camino que me llevará de nuevo a La Raposa.

Ya en La raposa, me meto en la senda del Parkinsón, donde se puede contemplar todo el subidón que ahora esta asfaltado pero que antes, subirlo, se convertía en todo un reto, ojo, que ahora también se las trae pero le han quitado ese puntito que le daba su gracia.

De la senda del Parkinsón hay que reseñar su espectacularidad  dado por donde se cicla.

Vas casi todo el rato por el borde del abismo y para contemplar el paisaje casi es mejor parar, por que un despiste y.....

Esta senda es recomendable tanto en bici como a pie, son 2,5 Km. de una verdadera gozada, con unas vistas estupendas de todo el valle bajo del Iregua.

Terminada la senda, esta, baja a la ermita de Alberite y de ahí para casa para concluir con un buen día de Mountainbike.
Track

La nota negativa esta marcada por la infinidad de rodaderas que monte a través van dejando los moteros, que sin importarles lo mas mínimo el monte, el bosque y en definitiva la naturaleza, se dedican a destrozar, todos los Domingos, empezando por los caminos mas bajos que los dejan descojonaos, hasta los lugares mas altos que los destrozan sin miramientos. Ah bueno...es que están haciendo deporte...Grrrr... Lo malo de todo esto es que SEPRONA sabe perfectamente quienes son y no les hecha el guante....en fin, paro que me enciendo.

jueves, 29 de noviembre de 2012

Toca taller, Cambio del eje del pedalier Press Fit a una Lapierre X-Control 310.

De vez en cuando a nuestra querida compañera de fatigas por montes, caminos, sendas, trialeras, ríos, etc... toca que le prestemos un poco de atención. Esta, se venia quejando desde hace tiempo de una holgura en el eje del pedalier, holgura que ha ido a mas en las ultimas salidas. Así que toca cambiarlo.


El sistema que lleva mi bici (una Lapierre 310 del 2010) es el llamado Press Fit, en concreto un Shimano BB91-41, (el 91 son los mm que mide de largo la caja de pedalier y el 41 el diámetro interno de dicha caja). Este componente es de plástico y de rodamientos abiertos con lo que todo eso conlleva. Por cierto, en mi humilde opinión es un sistema malísimo, no se, prefiero el de rosca, pero es lo que hay.


En este caso le montaré un Press fit de la marca Superstar Components, en concreto el Pressfit CERAMIC Angletech BB - 24mm Spindle HT2. Este producto es de aluminio mecanizado CNC y cuenta con rodamientos cerámicos sellados, ¿que quiere decir esto? que en teoría y solo en teoría no debería entrar polvo ni agua, así pues espero que duren mas que los Nipones por que ya me he cargado dos.

Herramienta extractora.
Para este fin, he fabricado una herramienta para extraer las cazoletas del eje. Es una copia de las que venden para tal efecto.

Estas son las medidas con las cuales he partido para su fabricación.

El tubo es de hierro de 21mm de diametro y con una pared de 2mm.

Con una radial y un disco de 3mm le practique unos cortes simétricos que después abrí en forma de espoleta.

En la zona donde se supone que hay que dar los martillazos, le he soldado un tornillo bastante grueso (no recuerdo la métrica, puesto que lo que importa es la cabeza) lógicamente con la rosca metida dentro del tubo para que la cabeza de dicho tornillo ejerza de yunque y no se melle el tubo. Todo bien repasado con la radial para que quede igualado.

Con todo esto he preparado el siguiente vídeo-tutorial.




Espero que os guste y que le pueda servir a alguien.

Chao y hasta la próxima entrada de taller.

sábado, 24 de noviembre de 2012

Monte Real y el Hayedo de Santiago


Hace ya  mas de veinte años que realice esta ruta en compañía de un grupo de amigos de Villamediana. Hacían de guías Vicente Orío y Toño San Román dos consumados conocedores de las sierras Riojanas. El grupeto lo formábamos una serie de aficionados casuales algunos y no tan casuales los otros. Yo por aquel entonces no tenia ni bici e iba con una prestada, una racesa que en su día ofertaron los de Caja Rioja (cuando aun daban algo).

El lugar de salida de la ruta esta sita en la aldea del Camero Viejo llamada Vadillos de Cameros perteneciente al ayuntamiento de San Román de cameros.
La mañana esta fresquita con 1ºC, las praderas estan escarchadas y los charcos helados. Parece que la noche ha sido bajo cero.
 Son las 8:50 y empiezo a dar pedales dirección S.E. por una pista que en suave subida me va adentrando por un barranco no muy cerrado pero con un aspecto "Alpujarreño".

 La escarcha me acompaña durante todo la subida y los rayos de sol todavía están perezosos y no se dejan ver, aun que el cielo esta de un azul espectacular presagio de un día estupendo para pistear por el monte.

A los  5 km me encuentro con una aldea abandonada, Avellaneda. Los primeros rayos de sol me saludan en esa zona, los recibo con agrado pues los dedos de las manos los tenia...

 Una vuelta por las primeras casas derruidas, para contemplar como alguno de sus muros se resiste a su fatal destino.



Prosigo la ruta echando una ultima mirada atrás a Avellaneda.

 La pista con un firme inmejorable, me conduce a media ladera y en suave subida por todos los entrantes y salientes que forman el valle.

 Pasando por zonas de recreo con una fuente, la fuente de la Churrunchina que ahora tiene agua, en verano no lo sé, pero seria interesante que tuviera puesto que la zona es un secarral.

 Avellaneda al fondo.


 Acercándome al comienzo del hayedo.

 En las zonas de umbría todavía hay escarcha y la temperatura sigue siendo baja.

Los hayedos están con sus ultimas hojas sobre sus ramas.

En la primera cota alta de la ruta, Monte Santiago, los acebos empiezan a teñir sus frutos de rojo, resaltando aun mas si cabe el brillo de sus hojas.

Al poco de comenzar el descenso me topo con el refugio de cazadores que hay dentro del bosque. Un lugar idílico.

 Prosigo el descenso a través del hayedo por el camino viejo,dejando la pista a la derecha. Este camino estaba tapado por la hojarasca y apenas se intuía. También se puede bajar por la pista siempre tomando los cruces a la izda.y va a pararal mismo lado donde desemboca el camino viejo.

De nuevo una vez en la pista veo que han marcado el recorrido como los Anillos ciclo-montañeros son rutas muy interesantes cortas y largas, andando o en bici, clicad en el enlace y descubrid los folletos.

El hayedo es impresionante, disfruté mucho bajando por su pista cubierta de una alfombra de hojas recién caídas.

Una nueva señal me indica que debo seguir hacia la Ermita de Canalejas de Zarzosa.

Al llegar al final de la bajada poco a poco el bosque torna del inmenso hayedo a un no menos interesante quejigal. En el cruce tomo el camino de la Izda. dirección, según rezan las señales ciclo-montañeras, a Santa Marina y Soto de Cameros.

 La pista esta fenomenal como en casi todo el recorrido. La ascensión es suave y me va acercando poco a poco a la aldea Larriba. En este caso no hay fotos pues me despiste y seguí hacia arriba pasándome el el empalme hacia la aldea continuando hacia los eólicos. Bueno en otra ocasión entraré, ya tengo disculpa para volver.

 Impresionantes los molinos.

 Una vez arriba era un llanear con algún sube y baja. Mil y una fotos a los molinos. El día seguía espectacular y la temperatura ya había subido algún grado, al sol se estaba de miedo pero en la umbría todavía había escarcha y hacia fresquito.

 La bajada la tomo con calma, disfrutando del paisaje. Enseguida me presento en otra aldea, Torremuña de cameros.

Impresionares muros los de su Iglesia. El el cruce tomo el de la Izda. dirección Vadillos.

 La pista es muy rápida y se le puede dar a los pedales con ganas. Esta está jalonada por una replantación de pinos.

 Ahora solo queda bajar hasta Vadillos.




 Por fin en el pueblo con el deber cumplido, me doy una vuelta corta por sus calles para recordar como ha cambiado el pueblo, con sus calles cementadas, plazoleta y paseo.
Solo queda cargar la bici en la furgo y para casa que ya hace gusa.
Track