jueves, 14 de junio de 2012

De Peña Bajenza a la Ermita de San Marcos

 Había visto infinidad de fotos de estas peñas desde arriba pero nunca había subido a ellas. Estos conglomerados erosionados por los elementos durante infinidad de siglos nos presentan una estampa que impone y que parece infranqueable, pero nada mas lejos de la realidad, se puede subir y a ello me dispongo.

  La ruta empieza desde el camino asfaltado que viene de Nalda dirección Viguera, justo en el cruce que va al puente sobre el Iregua para subir a Islallana. En ese cruce tenemos que tomar el camino sin asfaltar que va dirección Sur y que va ascendiendo al principio suave y poco mas adelante la pendiente se incrementa notablemente. Las vistas del conglomerado desde su base son muy chulas.

Un poco mas arriba el camino termina en una explanada donde tengo que buscar la senda por la cual continuar la ascensión. Esta senda me va sumergiendo poco a poco en un frondoso pinar que me acompañara hasta casi la cima.

De vez en cuando desde la senda se ven una magnificas vistas y puedo observar la altura que he ganado en poco tiempo de ascensión.

Una mirada hacia atrás y veo que la altura ganada es importante. Esta senda tiene tramos muy exigentes.

Una mirada hacia adelante y compruebo que todavía me que da un largo trecho. Esta vez los tramos son mas llevaderos pero no por ello sacrificados.

Una vez alcanzada la cota mas alta, tengo ante mi unas magnificas vistas del castillo de Viguera al Oeste. En este momento cojo la senda que sube dirección Norte y que me llevara directamente al precipicio de Peña Bajenza.

Solo tengo que bajar dirección a la cruz que allí se encuentra para contemplar unas vistas de vértigo.





Después de estar un rato sentado en la cima disfrutando del panorama en todas sus vertientes tomo la senda de vuelta por la que he venido. Ahora me dirijo hacia el Oeste, mi intención es la de bajar por los senderos que hay en las laderas de la ermita de San Marcos.

La bajada no es muy complicada pero si que hay que ir con cuidado por que alguna zona esta muy suelta y resbala.

Esta ermita ya la conocía pero a ella había accedido por otras sendas y en bicicleta.

Un trago en la fuente que allí hay....

Una ultima mirada hacia atrás y comienzo ahora a bajar por el camino que da acceso a la ermita...
Este camino me va a llevar al camino asfaltado y girando hacia la derecha me dejara donde he comenzado la ruta. En definitiva un paseo corto pero intenso de 5 Km. donde en un momento te pones a vista de pajaro para poder contemplar un espectáculo sin igual y cerquita de casa.
Aconsejable siempre llevar botas de monte y bastón.
Track

9 comentarios:

  1. Hola tocayo,una ruta muy recomendable ...¡Menudas vistas! ,buen sitio para almorzar y perder la vista...
    Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Al mentar lo de almorzar me ha recordado a una fotografia que hay de los constructores de rascacielos de "Nuevayor" que están comiendo sobre una viga a ni se metros de altura, esto parecido pero mas seguro je je je.

      Eliminar
  2. Qué vértigo!!!!!!
    De aquí a unos años, Javi podrás ir de paseo a la luna.
    Está previsto para el 2020
    Nos apuntamos?????
    Un beso
    Nuria

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Nuria, contigo al fin del mundo je je je

      Eliminar
  3. Javi, eres un cabrón. Qué necesidad tenías de acercarte tanto al precipicio, y mucho menos de sacar el piececito por ahí.
    Un saludo, Cofrade de los Mil Títulos.
    Elernesto.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La verdad que ahora que lo pienso....diossss que vértigo. Que decir tiene, que me acordé de cierto individuo y su vértigo y me pregunte ¿seria capad de subir hasta aquí,pero sin llegar a asomarse? ahí queda el reto ja ja ja

      Eliminar
  4. Jajajajaja, sabes de sobra que sí, que subiría, bajo amenazas y a punta de pistola, claro está, y si además el secuestrador/a (puedo fantasear con una secuestradora?) es tan amable de no obligarme a asomar el morro o el pie, pues mejor, lo agradecería mucho. Quién sabe, al final puede que acabara con el síndrome de Estocolmo y con el comienzo de una bonita historia de amor.
    Elernesto.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. se puede fantasear, pero cuidado con las montañeras que tienen mucho peligrooo jajaja

      Eliminar